La saliva es un fluido liquido de composición compleja, es secretado a la cavidad bucal gracias a las glándulas salivares, las principales son parótida, submandibular, sublingual y labial menor.

Es un vehículo de contagio de enfermedades como pueden ser la mononucleosis infecciosa o el herpes labial.

Existen diferentes tipos de patologías asociadas a una producción de saliva anormal, ya sea por exceso (sialorrea) o por deficit de esta (hiposialia) esto ultimo produce una sequedad en la boca conocida como xerostomia, esta enfermedad es bastante habitual en las personas ancianas.

Su composición la vemos a continuación:

– Agua en un 99%, producimos entre 1 y 1,5 litros diarios, entre otros por esto es tan importante la ingesta de agua.

– Iones cloruro (activan la amilasa), bicarbonato y fosfato (neutralizan el pH de los alimentos ácidos y la acción bacteriana), enzimas (como la amilasa, es la encargada de empezar con la degradación del almidón y algunos hidratos de carbono).

– Es saturada en Calcio, con esto evitamos que los dientes lo pierdan y favorecemos la deglución de los alimentos.

Las funciones son:

  • Mantener el pH neutro, es decir a 7,4. Este pH evita que la desmineralización de los alimentos y la acción de las bacterias sobre los dientes.
  • Cicatrización: Favorece la cicatrización de la mucosa bucal lesionada.
  • Función digestiva: Inicia la función digestiva, empezando por la degradación de algunos hidratos de carbono y agua grasa, facilitando así la deglución.
  • Función gustativa: Es favorece que las partículas salidas (el sabor) lleguen a sus receptores, por esto una disminución de la saliva contribuye a una disminución del sabor de los alimentos.
  • Lubricar la cavidad oral, con esto lo que hace es favorecer la articulación de palabras.

 

Por la noche al dormir, se ralentiza la producción y la actividad de la saliva, esto favorece a un crecimiento mayor de bacterias, las cuales son las provocadoras del mal aliento matutino, esto se acentúa si estas tomando alguna medicación, duermes con la boca abierta o roncas.

 

Es muy importante hidratarse bien durante el día, para asegurarnos una buena producción de saliva durante las horas de sueño.

Share This